Entorno

La calidez de La Mancha no sólo se respira en las paredes de la Casa Grande, sino en las calles del pueblo de San Pedro. Sus gentes, auténticas, nobles y ocurrentes, harán que tu estancia se convierta en una vivencia inolvidable. Una experiencia auténticamente manchega.

 

La vega del río Quéjola refresca las acogedoras calles del pueblo y divide su casco urbano en dos barrios muy peculiares: uno de ellos acoge al Ayuntamiento y a la iglesia de San Pedro Apóstol, y el otro descansa sobre el regazo de La Peñica.

 

El entorno de San Pedro, peculiar por su paisaje de vega y su monte bajo, es definido por una luz de tonos tostados únicos en su especie. Por él atraviesa una cañada de una vía férrea construida en los años 20 por la que nunca llegó a pasar ningún tren, y que hoy en día es reconocida como uno de los senderos más auténticos de la Mancha: La Vía Verde de la Sierra de Alcaraz.

 

Son bien conocidos en su gastronomía las fritillas, el ajo mataero, los caracoles en su salsa, el atascaburras, el ajopringue y el pisto manchego, delicias de la tierra aún más deliciosas si son acompañadas por un buen cordero del terrero, pan de pueblo y orujo casero.

© 2017 por Noa Redero & Kiko Tebar

Llámanos ahora para reservar:

+34 653 956 968
+34 653 930 406
  • Toprural
  • EscapadaRural

Encuentranos en :

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now